México y España lloran por Chavela Vargas


Pocos artistas se ganan el respeto absoluto del publico, pocos consiguen la unanimidad de opinión; Chavela Vargas te gustara o no, pero no dejarás nunca de sentir un enorme respeto hacia esta figura única de México, que conquisto el corazón de los españoles.

Se dice de ella que fue la primera mujer en cantar rancheras; un territorio abonado casi en exclusiva a las voces masculinas

Que su relación con Frida fue algo más que amistad

Que el tequila moldeo su voz

Que Pedro Almodóvar la redescubrió para la música en 1991

Que Joaquín Sabina aprendió de ella

Que cantaba a la revolución como nadie

Que forma ya parte del Olimpo de las grandes: Celia Cruz, La Lupe, Olga Guillot…

Isabel Vargas Lizano (San Joaquín de Flores-Costa Rica, 17 de abril de 1919) fue una cantante costarricense de nacionalidad mexicana, conocida artísticamente como Chavela Vargas.
Chavela Vargas huyó a México cuando tenía 14 años y posteriormente adoptó la nacionalidad mexicana. Durante muchos años cantó en las calles hasta que en sus treinta se hizo cantante profesional, de la mano de José Alfredo Jiménez, cantante y compositor de sus mayores éxitos.
Su primer álbum fue publicado en 1961 y desde entonces ha grabado más de ochenta discos. Se retiró parcialmente a finales de los años setenta pero regresó en 1991.
Apareció en la película de Julie Taymor Frida, cantando sus grandes clásicos “La Llorona” y Paloma negra. Se dice que la propia Chavela en su juventud tuvo un idilio con la pintora mexicana, Frida Kahlo, aunque ella nunca lo admitió. En 2003, a la edad de 83 años, se presentó en el Carnegie Hall.
También apareció en Babel, la película de Alejandro González Iñárritu, cantando “Tú Me Acostumbraste”, inmortal bolero de Frank Domínguez.
Aparece inmortalizada en la canción “Por el boulevard de los sueños rotos” de Joaquín Sabina y Enrique Urquijo.
Isabel Vargas Lizano reside de nuevo en su tierra natal de San Joaquín de Flores, en la provincia costarricense de Heredia, luego de vivir gran parte de su vida en México, donde triunfó hacia los años 50 de la mano de “Macorina”, una canción de rebeldía del siglo XVII que interpretó con arreglos propios.

En el bulevar de los sueños rotos

Joaquin Sabina

En el bulevar de los sueños rotos
vive una dama de poncho rojo,
pelo de plata y carne morena.
Mestiza ardiente de lengua libre,
gata valiente de piel de tigre
con voz de rayo de luna llena.

Por el bulevar de los sueños rotos
pasan de largo los terremotos
y hay un tequila por cada duda.
Cuando Agustín se sienta al piano
Diego Rivera, lápiz en mano,
dibuja a Frida Kahlo desnuda.

Se escapó de cárcel de amor,
de un delirio de alcohol,
de mil noches en vela.
Se dejó el corazón en Madrid
¡quien supiera reír
como llora Chavela!

Por el bulevar de los sueños rotos
desconsolados van los devotos
de San Antonio pidiendo besos
Ponme la mano aquí Macorina
rezan tus fieles por las cantinas,
Paloma Negra de los excesos.

Por el bulevar de los sueños rotos
moja una lágrima antiguas fotos
y una canción se burla del miedo.
Las amarguras no son amargas
cuando las canta Chavela Vargas
y las escribe un tal José Alfredo.

(Estribillo)

Las amarguras no son amargas
cuando las canta Chavela Vargas
y las escribe un tal José Alfredo.

(Estribillo)

Por el boulevar de los sueños rotos…

2 comentarios

Archivado bajo 2012, Comunicación, Mp3, Music, MUSICA

2 Respuestas a “México y España lloran por Chavela Vargas

  1. Será difícil, por ejemplo, olvidar cómo la conocí. Fue una noche de hace unos veinte años, en Madrid, en la sala Morasol. Dijo: “Yo vivo en el bulevar de los sueños rotos”. Y yo tuve que escribirle una canción con esa frase. Ya se había recuperado de su alcoholismo. Calculaba que había bebido algo así como 1.8 millones de botellas de tequila y solía decirme cuando me veía beberlo a mí: “Joaquín, ese tequila tuyo es muy malo; el bueno de verdad ya nos lo bebimos José Alfredo Jiménez y yo”. Al conocer la triste noticia, que todos veníamos anticipando, he sentido la necesidad de bajar al bar a tomar uno a su salud, aunque el brebaje sin ella siempre será de los malos. Aquella primera vez, pedí a Pedro Almodóvar que nos presentara. Al acercarme, escuché cómo él le contaba quién era yo, pues Chavela no tenía la menor idea. “La admiro desde niño”, le dije. “Yo también le admiro mucho a usted”, contestó. Ante la mentira, exclamé. “Vete a la mierda”. Nos fundimos en un largo abrazo del que nunca nos libramos hasta ayer mismo, incluso aunque no pudiéramos vernos en su última visita a España, un viaje que quizá no debió hacer, pues no estaba en condiciones. Entonces, yo estaba de gira y a ella la ingresaron en un hospital.

    Me gusta

    • Edgardo Salavarria

      Decir que Chavela ya no esta es tonto ,Hoy hay mas Chavela que nunca ,porque Ella es para siempre ,estubo con nosotros para que supieramos que no hay limites para tus anhelos, ni para la verdadera escencia del caracter de una persona,podran pasar miles de cosas en el mundo ,pero el tuyo ,tu mundo seguira siendo el mismo si tu asi lo decides.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s