Cristina Fernández de Kirchner y sus batallas perdidas


cristina kirchner 5

Cristina minimizó el fallo de la Cámara: “Es más de lo mismo”

Por Natasha Niebieskikwiat

Lo dijo en Brasilia, en respuesta a un periodista. Y al hablar sobre el comercio, dijo: “No tengo vocación suicida”.

Cuando los presidentes del Mercosur ya habían acabado ayer su cumbre y su almuerzo en el Palacio de Itamaraty, en Brasilia, Cristina Kirchner sorprendió con una aparición voluntaria ante el “malón” de periodistas internacionales y argentinos que le pedía la palabra. Fue recién sobre el final de este breve encuentro, cuando, algo desprevenida, emitió su primer comentario sobre el fallo de la Cámara Civil y Comercial que, el jueves, extendió la medida cautelar a favor del Grupo Clarín y rechazó la recusación masiva de sus integrantes.

“Es más de lo mismo”, dijo la Presidente ya apurando el paso de salida. Poco antes, para referirse al neoliberalismo había lanzado otra frase sugestiva al sostener que no tiene “vocación suicida”.

Su equipo de prensa le había hasta montado un atril para que hablara. Pero al momento de su aparición los fornidos camarógrafos acapararon el primer lugar. Esto permitió a la Presidente moverse suelta en sus propios temas sin que se le pudiera preguntar. Y repitió lo que había dicho en el plenario de presidentes.

Al final, el corresponsal de La Nación en Brasil pudo hacerse oír. “¡Presidenta, una pregunta por favor!”. Cristina respondió. “No, no, porque después todos dicen que hablo demasiado”. El periodista retrucó: “Ha pasado más de un año hablando de la ley de medios. Hubo ayer (por el fallo de la Cámara Civil y Comercial) un nuevo hecho”. Y entonces lanzó que eso era “más de lo mismo”.

Había sido ella quien dio orden en su equipo de no emitir opiniones públicas y no hacer arenga de la versión oficial del 7D, al que sin embargo sí se referían, a veces en broma y otra con curiosidad las delegaciones extranjeras.

Un alto funcionario brasileño consultado por este diario, dijo que los argentinos “no pidieron nada” y que tampoco era éste el espacio para hacerlo. Los ministros y técnicos nacionales se mantuvieron con una distancia sideral de la prensa, hasta pasada la bilateral con Dilma Rousseff (ver p ágina 20) . Otro funcionario que participó de la cumbre social –donde sí se aprobó una resolución a favor del 7D oficial– y que luego pasó a la cumbre de jefes de Estado se sinceró con que “obviamente” había un “mal clima”, de “desazón” y “crispación”.

Pero hasta la misma Cristina, que decidió esperar el fallo de la Cámara en Buenos Aires, el jueves, y demoró tres horas su partida a Brasilia, buscó reflejar tranquilidad.

La Presidente fue la última de los miembros plenos en llegar ayer a Itamaraty. Se la vio pedir disculpas al oído de Rousseff. Y llamó la atención que en lugar del canciller Héctor Timerman la acompañara todo el tiempo el embajador en Brasil, Luis María Kreckler.

La cumbre tuvo escasos anuncios. Y estuvo marcada por la ausencia del presidente de Venezuela Hugo Chávez, impedido nuevamente por su estado de salud. Entre tanto Paraguay sigue suspendido por la destitución de Fernando Lugo. Y ayer, se anunció que Evo Morales había firmado el protocolo regional pidiendo el ingreso pleno de Bolivia al bloque.

A la hora en que le tocó hablar dentro del plenario, Cristina se manifestó partidaria de un acuerdo Mercosur con la Unión Europea, con la que atraviesa el país una guerra comercial. Igual tuvo críticas.

Luego, hizo una extraña comparación entre los esfuerzos que hacen el bloque regional y ella misma para la integración y los del salmón patagónico, “que nada contra la corriente”. “Es tal el esfuerzo que después mueren, pero dejan hijos, legados, ideas, ejemplos”. Siguió “no tengo vocación suicida, quédense tranquilos”.

Después, a los periodistas, les aclaró que hablaba de ir contra las corrientes del neoliberalismo y que había dicho no tener vocación suicida porque “seguramente algún medio en la Argentina iba a poner que yo quería una masacre colectiva tipo la de Guyana”.

************

La presidenta argentina se avergüenza de su familia paterna de origen gallego, según la prensa bonaerense, y la mención a su padre, Eduardo Fernández, es un tema tabú en su biografía.

Deja un comentario

Archivado bajo 2012, Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s