Hace 50 años. Cuando al tocadiscos le llamaban electrófono


1Tocadiscos_Philips_1963_1971

La marca Phillips lo llamó electrófono en sus primeras campañas de publicidad.

Se denominan electrófonos a los instrumentos musicales en los que intervienen de manera sustancial los elementos electrónicos. Por esta razón todos tienen en común el hecho de necesitar de amplificación y altavoces.
Según el papel que tenga la electrónica se distinguen dos grupos de electrófonos:

Grupo I: Instrumentos eléctricos

Son los instrumentos en los que la vibración se produce y controla por los medios físicos “normales”, especialmente por la vibración de cuerdas metálicas. La vibración se recoge en un fonocaptor por inducción (vulgarmente llamado “pastilla”), que convierte la vibración mecánica en impulso eléctrico; luego se transforma y amplía por medios electrónicos, y se forma el sonido en el altavoz.

En general todos estos instrumentos llevan el apellido eléctrico:

guitarra eléctrica, bajo eléctrico, violín eléctrico, piano eléctrico, etc.

Grupo II: Instrumentos electrónicos

Son los instrumentos que producen el sonido por medios electrónicos exclusivamente, prescindiendo de elementos “clásicos”. Casi todos ellos se manejan con un teclado, por lo que suelen llamarse “órganos eléctricos”. Pueden producir el sonido:

– con fonocaptotres electromagnéticos, electrostáticos y electroópticos (p. ej. Órgano Hammond)
– con generadores y osciladores, ya sean de baja o de alta frecuencia (heterodinos): Thereminófono, Ondas Martenot, Sintetizador.

Del fonógrafo al tocadiscos

Un tocadiscos es un sistema de reproducción del sonido del tipo electromecánico analógico, hijo del gramófono, que utiliza el mismo tipo de tecnología, sustituyendo el cilindro de fonógrafo por un disco. El tocadiscos también se conoce como pletina giradiscos, giradiscos, tornamesa, fonochasis, plato o pick-up, aunque ninguna de estas cuatro últimas nomenclaturas tiene demasiada aceptación, excepto en los ámbitos profesionales, tales como las emisoras de radio y los estudios de grabación, donde el término plato es el mas empleado. Tornamesa, por el contrario, es la palabra en uso entre los profesionales de la América de habla hispana, y viene directamente de la castellanización del término anglosajón turntable, que etimológicamente quiere decir mesa giratoria. Fue inventado en 1925 con la idea de reproducir los discos en forma eléctrica, trayendo beneficios tales como mayor calidad en el sonido, menos desgaste tanto en el disco como en la púa y el control del volumen del sonido. Además dio a lugar a nuevas velocidades para los discos. Generalmente los tocadiscos reproducen a 33 RPM y 45 RPM.

Este artefacto se convirtió en el sistema reproductor de sonido que se mantendría por más tiempo hasta la actualidad, tanto para la venta como para el uso. Hacia 1950 aparecen los llamados “combinados”, generalmente tocadiscos con radio. En 1958 se empezaron a publicar los primeros discos en estéreo.

los vinilos de los 60

julio

Marcador de éxitos de la revista musical Discobolo (Julio 1962)

Deja un comentario

Archivado bajo 1962, 1963, 1964, Music, MUSICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s