Entrevista a José Manuel Boquet Esplugues, presidente de la patronal de la educación Feceval-CECE


“Universalidad, gratuidad y libertad de elección; principios básicos de un sistema educativo democrático”.
Cercanos a cumplir 40 años de servicio como patronal de la educación privada y privada concertada en la Comunidad Valenciana la Federación de Centros de Enseñanza (Feceval )–CECE, siente la necesidad de estar más cerca que nunca de los responsables de sus centros asociados, de los educadores que los atienden y, sobre todo, de los alumnos y alumnas que los llenan de vida y de futuro y de los padres, que un día eligieron, en libertad, confiar la educación de sus hijos a un sistema educativo de probada excelencia.
José Manuel Boquet es presidente de Feceval-CECE desde hace 10 años. Tras su larga y probada experiencia en el sector de la enseñanza le planteamos algunas cuestiones que afectan en la actualidad al sector educativo. ¿Qué valoración tiene sobre los sucesivos cambios en los programas educativos: LOGSE, LOMCE y lo que venga después?
Ante todo, hay que clarificar que las últimas leyes orgánicas que configuran el sistema educativo (LOE, LOMCE y la malograda LOCE) no han sido sino modificaciones de la LOGSE de 1990, por tanto podemos decir que llevamos 25 años con el mismo marco normativo básico, más de lo que duró la Ley Villar Palasí de 1970, puesto que la LODE de 1986 reguló el derecho a la educación, creando los conciertos educativos, pero no modificó en absoluto la estructura del sistema educativo. Lo importante, si ha de promulgarse alguna nueva ley que reforme en profundidad el sistema educativo es que lo sea con el consenso de las principales fuerzas políticas, dando así una garantía de estabilidad al sector.

A lo largo de su gestión ¿Cuál ha sido el momento más delicado?

Sin duda lo fue aquel momento en que los impagos de la administración alcanzaron los nueve o diez meses, poniendo en riesgo la supervivencia de muchos centros. En la actualidad la situación se ha corregido parcialmente pero, aun así, el retraso en el pago de los gastos de funcionamiento se sitúa en cuatro meses lo que supone graves dificultades de financiación que los centros soportan como buenamente pueden. Nos han comentado un pago en breve para paliar esta situación.

Cada vez que se avecinan unas elecciones legislativas, vemos un cierto nerviosismo en el sector educativo. ¿Qué temen?

En un marco político básicamente bipartidista como el de hasta ahora habitual, la alternancia en el poder de uno u otro partido no generaba nerviosismo alguno. En este momento, la irrupción en la pugna electoral de partidos que, con un aparente amplio respaldo de posibles votos, propugnan cambios radicales en el marco legislativo sí que produce alarma, como en cualquier otro sector, por el alcance que pudiera llegar a tener tales cambios.

Recientemente las patronales de la educación han sido noticia por algo que alarga una sombra de duda sobre su gestión. ¿Qué hay de cierto en esas acusaciones?

Por lo visto, se ha detectado una falta de respaldo documental en los últimos años para unas subvenciones que vienen concediéndose a las dos patronales para cubrir los costes de 10 colaboradores en la gestión de la formación del profesorado de los centros concertados. Tal falta de documentación se corresponde con una situación de prórroga tácita de los convenios que venían suscribiéndose anualmente desde 2003 hasta el 2009 y que han sido especialmente útiles para la actualización profesional de los docentes de los centros concertados, una función ésta a que en el sector educativo público se dedican cuatrocientos profesores liberados de sus tareas docentes.

Privada, privada concertada, pública… ¿Pueden coexistir estos modelos? o, como amenazan desde algún partido político, ¿son incompatibles?

Por supuesto que son compatibles ya que, respondiendo a los mismos objetivos de conseguir una educación de calidad para nuestros niños y jóvenes, desarrollan su labor simplemente atendiendo a las preferencias de las familias por uno u otro modelo educativo.

¿La aceptación de la necesidad de una escuela concertada es el reconocimiento del fracaso del modelo público?

De ningún modo. La demanda social se orienta hacia el modelo educativo que en cada caso se prefiera y con toda certeza pueden encontrarse ejemplos de alta o baja

José Manuel Boquet Esplugues, presidente de la patronal de la educación Feceval-CECE

José Manuel Boquet Esplugues, presidente de la patronal de la educación Feceval-CECE

calidad en cualquiera de ambos sectores.

¿El miedo a la educación privada o privada concertada, tiene fundamento?

¿Miedo a qué? Muy al contrario: una competitividad abierta entre ambos sectores únicamente puede desembocar en una mejora de la calidad educativa puesto que, lógicamente, la demanda social se orientará a los centros con los mejores resultados y harán desaparecer a los más mediocres, sean éstos públicos, privados o privados concertados.

¿La bandera de un estado laicista es compatible con la educación gestionada por religiosos?

Un estado laico simplemente supone la no injerencia de criterios o principios religiosos en su organización y en sus tomas de decisiones, por lo tanto eso no afecta a que, como estado, deba cumplir con su obligación de permitir que, de acuerdo con la Declaración de Derechos Humanos, las familias puedan elegir el tipo de formación, religiosa o no, que prefieran para sus hijos.

La patronal que preside tiene prácticamente los mismo años que la democracia en España ¿Temen por una involución en el sector?

Es muy apropiado el paralelismo puesto que de mismo modo que, hoy por hoy, se nos aparece como imposible una involución en los procesos democráticos, también se nos muestra como inviable un retroceso en los principios que deben informar un sistema educativo democrático: universalidad, gratuidad y libertad de elección.

¿Cómo ve el futuro más inmediato del sector educativo?

El futuro, en un contexto tan delicado como es el mundo educativo, estará siempre condicionado a las decisiones políticas e ideológicas que orienten el marco normativo pero, en cualquier caso, a corto plazo no son previsibles cambios radicales en el sector, si bien el anunciado descenso demográfico, aun cuando se compense parcialmente con reducciones de la ratio alumnos/aula, puede, a medio plazo, forzar una relativa reconversión del sector.

Es evidente que el momento invita a la reflexión y a valorar con enorme respeto el trabajo de un amplísimo colectivo de profesionales y padres que luchan por un objetivo común: La excelencia educativa de las nuevas generaciones.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s