La educación concertada pide “amparo” a Ximo Puig ante el “ninguneo” de Marzá


EFE Valencia. Representantes de los colegios de la educación privada concertada de la Comunitat Valenciana, tanto católica como laica, han pedido “amparo” al president de la Generalitat, Ximo Puig, ante la “indefensión” por la supresión de aulas y el “ninguneo” del conseller de Educación, Vicent Marzà.

Una veintena de directores, cuyos colegios verán suprimidas una treintena de aulas, han interceptado a Puig cuando se dirigía junto a la vicepresidenta, Mónica Oltra, desde el Palau de la Generalitat a Les Corts, y le han entregado escritos en los que explican las situaciones particulares de cada uno de sus centros.

La presidenta de la Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, Vicenta Rodríguez, ha explicado a EFE que acuden a Puig para que los “ampare ante la indefensión de los centros que pierden unidades” y ha lamentado que “no se respeta la educación de unos hijos, la libertad de unos padres y el derecho de unos trabajadores”.

Rodríguez ha encabezado la protesta, junto a miembros de la Federación de Centros Educativos de Valencia (Feceval), y el secretario general de la Federación de Enseñanza de USOCV, Arturo Gómez, quien ha expresado a EFE su apoyo a la protesta “en defensa” de los puestos de trabajo afectados por la supresión de las aulas, aunque ha apuntado que es “pronto” para cuantificarlos.

Según Gómez han trasladado a Puig “la angustia” de los profesores “que se ven en la calle en unos meses” y a los que “hay que recolocar” y ha defendido que estos centros, cuya situación es “alarmante”, “tienen su demanda” y hay que “considerar cada centro según su necesidad”.

La responsable de la patronal de la concertada católica ha recordado que al principio se anunció que se suprimían 46 aulas y tras las alegaciones y protestas, han quedado una treintena, por lo que cree que, si se hubieran “sentado antes a ver cada centro y cada situación, no habríamos llegado a esta indefensión y angustia”.

Rodríguez ha reconocido que esperaban la llamada que no ha llegado del conseller, con el que se comunican “por la prensa” y ha considerado que ha faltado “capacidad de escucha, de diálogo y de ver la realidad de cada centro y cada aula”.

“Cuando hablan de ratios hablan de número y yo prefiero hablar de personas”, ha defendido Rodríguez, quien ha apuntado que la justicia ordinaria sería “la última opción” y que no entienden que si hay bajada de la natalidad “se creen 400 nuevas aulas”.

Rodríguez ha instado además a Puig a “trabajar juntos para atajar el fracaso escolar”.

La directora del colegio Jesús María del barrio de Fuensanta, Matilde Desantes, ha explicado a EFE que perderá dos aulas de segunda línea de primaria, después de perder dos el año pasado, lo que hará que los ratios superen 23 alumnos, algo impensable para un centro “con alumnos muy diversos de cultura y procesos de aprendizaje”.

Según la directora, en su centro hay un porcentaje “muy parejo de alumnos con necesidades especiales y normalizados” y ha apuntado que ello requiere “atención personalizada y ratios más bajos”.

Ha asegurado también que se siente “absolutamente ninguneada” por el conseller, al que ha pedido cuatro entrevistas sin recibir respuesta.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Noticias, Television

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s